Adaptar tu casa para un niño, 6 puntos claves

Cuando compras una casa valoras múltiples cosas: la zona, posibilidades de la vivienda, estado de la misma, el feeling… pero recuerda que será el sitio donde crecerás como persona y posiblemente formarás una familia. Por eso, cuando llegue el momento, deberás adaptar tu casa para un niño o niña.

 

A la hora de preparar tu hogar, ten en cuenta que debes crear un entorno que  resulte cómodo y seguro para el niño, mientras que al mismo tiempo te ofrezca garantías y te resulte útil.

Al adaptar tu casa para un niño es normal priorizar la seguridad y hacer del entorno un lugar tranquilo, pero no es lo único que debes considerar cuando llegan más miembros a la familia. Motivar su aprendizaje e incentivar su curiosidad es una tarea muy importante para los padres, crear su espacio de juego.

 

Adaptar tu casa para un niño

 

 

Te indicamos algunas ideas que debes considerar para adaptar tu casa para un niño, y que además puedes implementar en tu hogar de forma sencilla:

 

1- PIENSA EN LA SEGURIDAD

Adaptar tu casa para un niño implica, en primer lugar, que debe ser un lugar seguro y sano para él y toda la familia. Para ello, los muebles deben ser cómodos, sencillos, y, a ser posible, sin botones o apliques que se pueda comer en un despiste. También es una buena idea que sean muebles resistentes, fáciles de limpiar; sillas y mesas ligeras y con la menor cantidad de aristas posible.

Cambiar el suelo de tu casa puede ser una buena idea. Poner moqueta o un tipo de suelo que sea lo menos deslizante posible puede ayudar al niño a tener una vida más confortable, también es buena idea que sea fácil de limpiar y resistente. La madera, a priori, no es una buena idea ya que puede acabar machacada en poco tiempo. En la actualidad existen numerosos elementos novedosos para tener un suelo y paredes resistentes, fáciles de limpiar y de un perfil menos deslizante que otros tipos de suelos como puede ser el microcemento.

Cuidado con los accesorios decorativos que puedas tener por casa. Que sean, en primer lugar, los menos posibles y los que haya, que sean de materiales ligeros y con los que no pueda hacerse o hacer daño. Es común que acaben jugando con cualquier cosa, ya que forma parte de su aprendizaje al mundo. No debes prohibir que experimente con otras cosas, pero facilítale que pueda hacerlo en condiciones de seguridad.

 

2- CAMBIA TU COCINA Y BAÑO

Durante el proceso de adaptar tu casa para un niño es común que debas hacer cambios en tu cocina y en tu baño. Son zonas críticas debido a los diferentes productos y utensilios (cuchillos, tijeras, cuchillas, diferentes productos químicos…) Por lo que instalar elementos para cerrar los diferentes cajones y armarios de forma segura y adaptado para adultos puede ser una buena idea.

Los medicamentos que puedes tener por casa debes guardarlos también en armarios o cajones adaptados, así podrás adaptar tu baño y será un sitio perfecto para guardarlos.

 

3- CUIDADO CON LAS ESCALERAS

Si tu casa tiene dos pisos, es casi seguro que tendrás que adaptar tu casa para un niño. Será uno de los elementos de tu hogar que más dolores y sustos te puede dar. Con un poco de ingenio puedes transformar ese espacio complejo para tu hijo en uno de sus espacios preferidos y seguros. Las posibilidades son amplias.

 

4- MUCHO COLOR

A veces podemos tardar años en encontrar el estilo de nuestro hogar para sentirnos a gusto y en nuestra casa, pero adaptar tu casa para un niño implica hacer cambios en este estilo. Es muy posible que una casa de estilo relajado le resulte aburrida a nuestro niño.

Es importante crear un ambiente de lleno de color y luz, que consiga una sensación energética que estimule al niño, sobre todo en sus espacios. Para ello es buena idea utilizar pocos muebles (necesita espacio para moverse y jugar), amplios, cómodos y de colores brillantes que destaquen y sean atractivos.

Crea un área de gran iluminación natural, no coloques muebles grandes cerca de las ventanas y busca cortinas ligeras y a ser posibles blancas. Pintar su habitación de colores diferentes también es buena idea, creando un espacio diferente en la casa. De esta forma estimularemos su curiosidad, imaginación y será más fácil para el niño reconocer su habitación y su espacio.

 

5- ORGANIZACIÓN DE SU ESPACIO

Adaptar tu casa para un niño requiere hacerse cargo de sus numerosas “cosas”. Un niño tiene muchos elementos, entre juguetes, cuentos, ropa, pinturas…Por todo esto es necesario que cuente con espacios específicos, ya que sin ellos es muy posible que se transforme su habitación en un caos que no ayudará al niño a encontrarse en un área confortable.

Montar varias estanterías y cajoneras donde pueda ir organizando su mundo es muy importante para empezar a entender las “normas” de convivencia de la casa. De igual forma deja espacio en las paredes para sus posters de personajes favoritos y dibujos. Pero siempre dejando claro cuál es el espacio para esas cosas.

 

6- NO TERMINA AHÍ

Una vez que tengamos montada la habitación para el niño o niña, no significa que haya terminado todo. Nuestro niño crecerá y pasará por diferentes fases, las cuales traerán otras necesidades. Esos pasos irán llegando a su debido tiempo, pero debemos andar atentos cuando vayan llegando. Muchos de esos pasos pasarán cuando empiece el colegio y vaya pasando de curso.

Deberá tener un escritorio y espacios específicos para sus materiales de deporte. Llegado ese momento deberemos ir transformando su habitación y el resto de la casa hacia un espacio más adolescente. Recuperando poco a poco elementos decorativos y retirando sistemas de seguridad ya innecesarios e incorporando otros nuevos.

 

Nuestra casa es el lugar donde nos sentimos cómodos, hacemos vida y crecemos como persona y familia. Nosotros evolucionamos y nuestra familia también, por lo que nuestro hogar debe evolucionar con nosotros según nuestras necesidades. Adaptar tu casa para un niño es un paso importante para nosotros y nuestra casa, por lo que debes hacerlo bien y con sentido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *