Ventajas de cambiar la bañera por plato de ducha

Realizar una reforma en nuestra es una muestra de progresar y crecer personalmente. En ocasiones, descuidamos el baño de nuestra casa solo porque nos conformamos con que sea funcional, pero es una parte muy importante de nuestra casa y de nuestras vidas. Tener un baño más actual y que encaje con nuestro estilo de vida pasa, en muchos casos, por cambiar la bañera por plato de ducha.

cambiar la bañera por plato de ducha

 

Realizar este cambio puede ser más sencillo de lo que piensas y ofrece múltiples ventajas que te hará ganar calidad de vida.

1- Amplitud

La bañera es un elemento de nuestro baño que ocupa un gran espacio. No solo de la bañera en si, sino también del acceso y otros elementos para que sea confortable.

Al cambiar la bañera por un plato de ducha, estamos ganando mucho espacio físico en nuestro cuarto de baño. La razón es sencilla, la ubicación de un plato de ducha ofrece múltiples posibilidades y, además, es una gran oportunidad para reorganizar el espacio del baño. Así puedes hacer de tu baño un lugar más eficiente y espacioso, sin olvidar que lo común en los platos de ducha es que cuenten con puertas correderas que optimizan al máximo el espacio que requieren.

No solo ganarás espacio real, también será mayor la sensación de amplitud. La forma en la que se puede encajar un plato de ducha, y al tratarse de un elemento de perfil bajo, hará que tu baño parezca un espacio más diáfano y limpio.

2- Comodidad

Al cambiar la bañera por plato de ducha también ganamos en comodidad de forma notable. El acceso a un plato de ducha es mucho más manejable y natural.

3- Seguridad

Si en tu casa hay niños o personas mayores, es muy recomendable contar con un plato de ducha. En una bañera, las posibilidades de tener un contratiempo o accidente son mayores. No solo a la hora de acceder, sino evitar resbalarse una vez dentro.

4- Ahorro de agua

Una  de las razones principales para cambiar la bañera por plato de ducha es optimizar el gasto de agua en casa. El consumo de agua que requiere una bañera es muy superior al necesario por una ducha.

De la misma forma, si cuentas con niños, una vez dentro de la bañera es común que desborde agua fuera de la misma, por lo que el gasto es mayor.

5- Ahorro de tiempo

No solo se ahorra en agua al cambiar la bañera por plato de ducha, también en tiempo. Preparar una bañera a tu gusto requiere tiempo y que estés pendiente de ella, de igual forma al terminar para limpiarla. En definitiva, el tiempo gastado es muy superior. En un plato de ducha el tiempo que requieres es mucho más bajo, es mucho más inmediato.

6- Limpieza

La diferencia en la comodidad a la hora de limpiar un plato de ducha respecto a una bañera es significativa. En la bañera aparecen muchos recovecos y zonas de difícil acceso, mientras que en un plato de ducha la superficie de limpieza es aproximadamente de 90×90 de forma plana. Además existen numerosos materiales novedosos que facilitan la limpieza tanto del plato de ducha como de las mamparas.

7- Diseño

El catálogo de posibilidades que te puede ofrecer un baño con plato de ducha es mucho más amplio que una bañera que siempre es más limitado. Hoy en día existen diferentes materiales, estilos, tipos de duchas con chorros adaptados a tu gusto, mamparas de diferentes diseños, sistemas anti bacterias o anti hongos, e incluso iluminaciones personalizadas.

Tradicionalmente en las bañeras los juegos estéticos tienden a limitarse al tipo de azulejo o baldosa que lo rodea.

Si reformas el baño con nosotros, te regalamos el plato de ducha (ver promoción). En PROUNIÓN sabemos lo importante que es contar con un baño adaptado a tu estilo de vida y necesidades. Por ello te queremos ayudar a dar ese paso.

Contacta con nosotros y te asesorarán los mejores profesionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *