Chimeneas para casa

Un año más, el frío nos acompaña y nos  apetece quedarnos en casa, el lugar perfecto para relajarnos y resguardarnos del frío. ¿Hay algo mejor para esta situación que una chimenea? Existen numerosas opciones de chimeneas para todo tipo de casa, por lo que saber seleccionar cuál es la más adecuada para nuestro hogar es clave.

A pesar de que las chimeneas son consideradas como un elemento tradicional y en muchos casos anticuado, el mundo de las chimeneas ha cambiado y evolucionado mucho. Así que, si cuando piensas en una chimenea te viene a la mente la imagen de coger el hacha para ir a buscar leña y soltarla al fuego, es hora de que te pongas al día.

 

Pero, ¿qué chimenea elegir? Hay tres factores que determinarán cuál es la más adecuada. El primero, y principal, dependerá de las características y cualidades de tu hogar, seguido de qué fuente energética queramos o podamos utilizar y finalmente qué estilo busquemos.

 

Chimeneas

1- CHIMENEAS DE LEÑA

Cómo no, hay que empezar por las chimeneas de leña. Si vamos a las casas de los pueblos o estamos pensando en reformar una casa rural, este tipo es la mejor opción casi siempre ya que se considera la más tradicional. Es ideal para escuchar los crujidos y sonidos del fuego, además de generar un aroma y ambiente natural único. Sin duda es la experiencia más auténtica y relajante.

Para poder contar con este tipo de chimeneas, deberás vivir en lugares adecuados con estructuras en la edificación de la casa precisas para poder construirla.

A nivel energético, podrás calentar un amplio espacio de forma rápida y ecológica ya que proviene de una fuente de energía 100% natural. No dependerás más de la electricidad aunque tiene otras desventajas.

Las chimeneas de leña se consideran poco eficientes, ya que están siempre abiertas, escapando gran parte del calor. Además, este tipo de calefacción genera gran cantidad de escombros y cenizas que hay que limpiar con regularidad para su correcto funcionamiento. Por lo que requiere un gran mantenimiento.

 

2- CHIMENEAS DE FUEGO CERRADO

Con respecto a las anteriores, se considera una forma más segura y eficiente. En su mayoría cuenta con una puerta de vidrio especial que te deja disfrutar del espectáculo de las llamas y ver el estado de los leños, eso sí, evitando filtración de humo y suciedad.

Las puertas que cierran las chimeneas de este tipo tienden a manipularse con frecuencia si se quiere mantener el fuego encendido. Pero, puede llegar a alcanzar temperaturas muy elevadas así que deberá hacerse con cuidado, responsabilidad y cabeza.

Son un poco más complejas que las anteriores, pero el mantenimiento y función es similar. Debemos contar con una infraestructura precisa y fuentes de leña cercana.

 

3- CHIMENEAS ELÉCTRICAS

Si vives en la gran ciudad, o en un apartamento las opciones anteriores no son las más adecuadas, en este caso deberás pensar en la gama de chimeneas eléctricas. Esta alternativa moderna y no requiere conductos de gas ni obras importantes, ya que puede ser incluso portátil. Es la elegida por la mayoría de personas. La podrás conectar a cualquier tipo de toma de corriente y obtener calor inmediato. Son más económicas que las de leña y las de gas e ideales para cualquier tipo de habitación. Si tienes niños o mascotas en casa puede ser además una alternativa más segura.

Tiene, en primer lugar una función decorativa, consigue el efecto visual del fuego a pesar de no generar ningún tipo de llama ni humo. También es funcional ya que es de instalación sencilla y en la mayoría de las ocasiones cuenta con un mando a distancia para regularla.

 

4- CHIMENEAS DE GAS

El concepto de este tipo de chimeneas evoluciona de las tradicionales y soluciona la problemática de los escombros, el hollín y tener siempre leña disponible. Son una de las opciones más populares para las casas de campo que son visitadas con poca frecuencia o que quieren evitar suciedad. No oirás el crujir de la madera pero sí el sonido y efecto de una llama real.

Sólo requiere encender una llama piloto y posteriormente regularlo con una ruleta. No requiere una instalación compleja pero es muy aconsejable que sea realizada por personal profesional adecuado para evitar problemas futuros. También se requiere un mantenimiento profesional.

El tipo de calor no es exactamente el mismo, y el olor a leche o madera se pierde, pero es tan cómodo casi como la eléctrica y cuenta con llama real como las tradicionales.

 

5- CHIMENEAS DE BIOETANOL

No son tan conocidas como otros tipos de chimeneas pero ofrecen unas características que las hacen especiales. Son las más limpias y seguras dentro de las fuentes de calor con llama. Funcionan mediante la combustión de un alcohol biodegradable llamado bioetanol. Este, aunque tiene llama real no genera gases nocivos, por lo que no es necesario tener un extractor, lo que la hace portable y de instalación muy sencilla.

Como puntos negativos, la el alcohol biodegradable no es muy común de encontrar y es posible que nos toque ir lejos a buscarlo. Al igual que otros tipos de chimeneas, el ambiente y aroma no es el más auténtico. Además el potencial calorífico de las chimeneas de Bioetanol es menor con respecto a las anteriores.

 

6- LAS CHIMENEAS DE PELLETS

Dentro de las chimeneas, las de pellets se pueden considerar como las más eficientes de todas. El pellet es un combustible 100% ecológico y de gran eficiencia energética que, además, no ofrece casi residuos (muy poca ceniza) con respecto a la leña. Debido a su tamaño es fácilmente almacenable.

Las chimeneas más modernas dentro de las de pellets son generalmente las más “punteras” teniendo en algunos casos hasta función automática, para poder programar horarios.

Tiene una experiencia natural al igual que las de leña, gran poder calorífico, es ecológica y la que genera menor cantidad de residuos. Como parte negativa, requiere una instalación más compleja que otras, tienden a ser más caras al igual que los pellets.

 

 

Y, ¿la ESTÉTICA?

Dentro de las posibilidades que nos ofrece nuestro hogar, podremos seleccionar entre varias opciones. Si tenemos niños o mascotas, la seguridad es un punto a valorar, pero, después de todo eso, que la chimenea encaje con la estética y expectativas que tenemos de nuestra casa es importante.

Las opciones de diseño son amplias, generalmente se tiende a buscar la piedra o el ladrillo para completar así la experiencia de una chimenea en casa, pero existen otras posibilidades que pueden marcar la diferencia. En principio se suelen poner elementos naturales como la pizarra pero, en otras ocasiones, puedes buscar otros ambientes con elementos metálicos o superficies brillantes o mates planas. Las posibilidades que puede ofrecer una chimenea en casa son casi ilimitadas.

Para favorecer esa experiencia única es aconsejable buscar iluminaciones indirectas y suaves. Una iluminación dura puede romper la magia con facilidad.

 

¿Quieres una chimenea en tu casa?

Es habitual afrontar una reforma en invierno para incorporar una chimenea a nuestro hogar, y, en ese momento, es común tener dudas sobre cuál es la mejor opción o las posibilidades que ofrece tu hogar y localización para añadir una chimenea.

Consulta con PROUNION sobre las posibilidades y mejores soluciones para tu casa. Contamos con los mejores profesionales capaces de sacar el máximo potencial a tu hogar para hacer un lugar único.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *