Impermeabilización por nanotecnología

La aplicación de hidrofugante nanotecnológico en impermeabilización es una solución eficaz para mejorar la vida útil de materiales porosos. Esta técnica además de la protección del material, destaca por ser un impermeabilizante que no requiere hacer obra para su aplicación, aspecto que hace que sea muy económico.

El agua es un elemento clave para la vida, pero, a su vez, un rudo enemigo para los materiales que nos rodean, sea piedra, cerámica o ladrillo; ya que acaba con la vida útil de muchos de ellos.

Las inclemencias del tiempo dañan las características principales de diversos materiales, dejándolos defectuosos, y en muchos casos inservibles, estado que se agrava si hablamos de condiciones más extremas.

Para solucionar esta problemática existen en el mercado varios productos diseñados con el fin impermeabilizar las superficies de los materiales que más posibilidades tienen de estar en contacto con el agua, aumentando notablemente la vida útil, y mejorando sus características y su estética original.

Pero, ¿qué es esto de la impermeabilización por nanotecnología?

La nanotecnología es una tecnología innovadora que ofrece los mejores resultados posibles ahí donde se aplica. Esta nueva técnica nos permite trabajar a otro nivel, llegando a manipular las estructuras moleculares de los materiales y sus características de una forma única y extremadamente eficiente. Esta técnica está en auge en el mundo de la construcción ya que no requiere de obra para su aplicación, lo cual abarata los costes y hace que sea muy económica para el usuario. Todo esto sin olvidar que es una tecnología clave a nivel ecológico y sostenible, no contamina con compuestos orgánicos volátiles como otros recubrimientos utilizados para la industria y hogares.

Impermeabilización

 

¿Qué características nos ofrecen los hidrofugantes nanotecnológicos?

  • La primera, como es normal, superhidrofobicidad en nuestros materiales más propicios a ser afectados por el agua. Evitamos así la absorción del agua en el sustrato con un ángulo de contacto de 150 grados.
  • Inerte y no forma film. En otras palabras, no reacciona químicamente, dejando el sustrato inalterado y permitiendo a su vez la completa transpiración del sustrato.
  • Permeabilidad menor del 10%, mínima variación de la capacidad de transferir vapor de agua.
  • Incoloro. La aplicación de este material hace que no cambie en absoluto la apariencia del sustrato.
  • Gran durabilidad en aislamiento de superficies verticales exteriores. PROUNIÓN garantiza una durabilidad de 10 años frente a todo tipo de condiciones ambientales extremas.
  • Máxima resistencia UV. No sufre alteración por la radiación solar ya que no pierde sus propiedades ni modifica su apariencia.
  • Comodidad. Esta tecnología no requiere curado adicional y ofrece un secado muy rápido. Además, es totalmente reaplicable, sin necesidad de eliminar tratamientos anteriores.
  • Ahorro de agua. Ahorra agua evitando excesos de limpieza y ayuda a mantener el calor al evitar una transferencia de energía.
  • Anti-contaminación. Las bacterias o radiación que contiene el agua no se ponen en contacto con la superficie del material recubierto.
  • Económica. Este material abarata costes puesto que no es necesario llevar a cabo ninguna obra para su aplicación.

Sin duda, la aplicación de hidrofugantes nanotecnológicos en impermeabilización es una gran fórmula para cuidar los materiales que te rodean y tener una mejor calidad de vida.

Si estás interesado en aplicar esta nueva tecnología, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *